Gente de Kayak

Venta de artículos para kayaks

Técnicas de remo / seguridad

SEGURIDAD EN KAYAK DE AGUAS ABIERTAS

SEÑALES DE ATENCION O PELIGRO UTILIZADAS COMUNMENTE EN KAYAKISMO

1 “Detención o “stop”: Mantenga la pala sobre su cabeza en forma horizontal.

Normalmente se utiliza esta señal cuando se navega en grupo y alguno de los palistas o el capitán de flota solicita u ordena una parada. Luego de esta señal se debe esperar la señal de “All Clear” o “todo Ok” para continuar el movimiento del grupo.

2 “Ayuda o Emergencia”: Si se encuentra en emergencia o tiene algún problema durante su remada y necesita asistencia de parte de sus compañeros u ocasionalmente de otros palistas que se encuentren cerca, coloque la pala en forma vertical delante suyo; elévela de esa manera para hacerla más visible mientras ejecuta un movimiento circular con la misma. Realice los giros que considere necesarios hasta que lo detecten.

NO PRESUMA QUE LO HAN VISTO HASTA NO ASEGURARSE y obtener una respuesta de sus compañeros o desde a quienes ha dirigido la señal. Acompañar la señal de pala con una sirena naútica denotará solicitud de asistencia urgente o peligro.

3 “All clear o Todo OK”: Eleve la pala de la misma manera que en la señal de peligro pero la misma debe quedar vertical y estacionaria. Eso denotará “condición de listo” o que la navegación transcurre sin problemas.

4 En navegación en solitario la pala en alto realizando el movimiento de “ayuda o emergencia” también denota solicitud de ATENCION.

5 Cuando tenemos condiciones de navegación con visibilidad reducida (niebla, lluvia), se recomienda utilizar una sirena naútica para solicitar asistencia o atención haciéndola sonar cada dos minutos y repitiendo la operación las veces que considere necesario.

AUTO RESCATE

Luego del “Eskimo Roll”, la maniobra más importante a ser utilizada por palistas de travesía que naveguen en kayaks cerrados o “sit in”.

El AUTO RESCATE implica una maniobra simple pero efectiva para proveer al palista la vuelta a la embarcación en caso de vuelco. La misma se realiza mediante propios medios o con la ayuda de un “flotador de pala” y consiste en volver desde el agua a posicionarse sobre la cubierta del kayak y de ese modo reingresar al cockpit y por consiguiente a tener nuevamente dominio de la embarcación.

VIENTO Y OLEAJE (FECHT)

Si el viento no recibe obstrucciones de algún tipo (construcciones, costas altas, bloques de árboles, accidentes costeros) soplará libremente sobre el agua y producirá oleaje. Cuanta mayor la intensidad del viento y el tiempo que sople, mayor será el incremento en tamaño de las olas u ondas que enfrentemos en nuestra derrota.

Trate de elegir los lugares más reparados del viento y oleaje para su navegación. En el gráfico de ejemplo, las rutas recomendadas o más protegidas son la A y la C.

ESCALA DE DIFICULTAD PARA NAVEGACION DE AGUAS COSTERAS O ABIERTAS

Clase 1 – Fácil: Superficie del agua tipo “espejo” o con pequeñas olas sin cresta ni espuma aparente. Navegación que no requiere de habilidades específicas de remo, aguas transitables fácilmente por principiantes. Escala de viento hasta “fuerza 3, calma o brisa leve” en el rango de viento de 0 a 6 nudos (10 kms/h). La línea de costa, islas o accidentes costeros no presentan rompiente o dificultad para desembarco por emergencia. Permite navegar en formación cercana y los rescates asistidos por compañeros no representan complejidad.

Clase 2 – Intermedia: El estado del agua requiere un conocimiento intermedio de técnicas de kayakismo y una atención a la navegación más exigente. El mar presenta pequeñas olas que pueden ir desde los 60 cms. A 1,20 mts de altura. Espuma en las crestas puede presentarse si el viento se incrementa a Fuerza 4. En la escala Beaufort una “Fuerza 3-4” representa una “suave a moderada brisa” con velocidades de viento entre 7 a 16 nudos ( 26 kms aprox ). El palista puede elegir su ruta sin inconvenientes y el efecto del viento sobre la navegación es menor. El palista puede mantener rumbo o formación sin dificultad y si debe desembarcar la zona se presentará con poca dificultad en cuanto a oleaje o rompiente. La comunicación entre palistas en formación o con otras embarcaciones no presenta obstrucciones ni visuales ni auditivas. Los rescates no presentan complicaciones.

Clase 3 – Difícil: Viento y oleaje ejercen presión sobre el palista. Una embarcación preparada y un palista que domine las técnicas y habilidades del kayakismo de aguas abiertas se requieren para manejar estas situaciones. El mar nos presenta ondas amplias y de altura moderada, en ríos o lagos las crestas se incrementan e intensifican su frecuencia entre una y otra. Se presentan ráfagas que pueden superar el promedio esperado hasta en 5 nudos. En Escala de Beaufort se trataría de Viento 5-6 “frescachón o brisa fuerte” con velocidades de entre 17 a 27 nudos ( 44 kms/h). Comienzan los problemas asociados a zonas desprotegidas, corriente y oleaje complican la navegación.

La línea de costa se desdibuja y las zonas de aguas abiertas entre islas o accidentes costeros pueden presentar complicaciones por corrientes u oleaje. La zona de desembarque presenta olas con crestas y puede ser necesario surfear durante tramos largos. Los accidentes costeros o zonas rocosas cerca de lugares de desembarque requieren experiencia para poder negociarlos sin inconvenientes.

El autorescate y el rescate asistido por otros palistas se torna dificultoso.

Clase 4 – Muy Difícil: Nos encontramos Mar Gruesa, olas con crestas que arrastran spray y espuma. En ríos y lagos incremento en la altura de los picos y en la frecuencia, se recibe spray permanentemente y ni bien se cae de una ola se ingresa en otra. En Escala Beaufort es un “Viento 7 – Viento Fuerte” de entre 28 a 33 nudos

(hasta 61 kms/h) con rachas de que superan en 6 o 7 nudos el promedio.

Lo dificultoso del oleaje hace que las zonas de desembarque costeras presenten condiciones muy difíciles para el surf, por lo cual el palista deberá considerar muy seriamente sus habilidades para intentar la salida; y en determinados momentos puede convenir mantenerse en aguas abiertas como alternativa. La comunicación entre el grupo es dificultosa y cada palista deberá velar por su propia seguridad ante cualquier evento inesperado. El autorescate es complejo de desarrollar y el rescate asistido supondrá riesgo real para los que asisten.

Clase 5 – Extremo: Sólo palistas muy expertos pueden afrontar esta condición. La altura de las olas vuelve sumamente complejo remontarlas, traen gran cantidad de espuma y pueden romper sobre el palista sin aviso. El spray dificulta la visibilidad al máximo. En Escala Beaufort se trata de un Viento 8-9 o Temporal Fuerte o Muy Fuerte. La velocidad del viento oscila entre los 34 a 47 nudos ( 87 kms/h) con ráfagas que superan el promedio en 5 nudos aprox. El tamaño de las olas hace que el desembarque se torne peligroso y se deberá evaluar seriamente el nivel de riesgo de surfear la marejada o mantenerse en aguas abiertas “capeando el temporal”. Sólo palistas muy expertos y con total manejo de técnicas y navegación podrán intentar el desembarco y sin garantías de éxito. Las comunicaciones entre el grupo son casi imposibles y la asistencia a compañeros implica serio riesgo.

Clase 6 – Riesgo de Vida: Esta situación representa un serio riesgo para la integridad del palista con riesgo cierto de vida o supervivencia sin importar la experiencia o habilidad técnica y calidad de equipamiento que se manifieste. El mar se presenta caótico, los vientos mantienen fuerza 10 o superior ingresando en categoría de “Vientos Huracanados” superiores a 55 nudos (100 kms/h) con ráfagas impredecibles en potencia. Desembarcar presenta serio riesgo de vida y surfear en estas condiciones es técnicamente impracticable, de extrema dificultad y peligrosidad. La comunicación entre palistas es muy dificultosa o imposible. El palista debe concentrarse en su supervivencia. Autorescate o rescates asistidos se tornan altamente riesgosos o impracticables. Es una condición climática a la que ningún palista debiera exponerse.

RESPONSABILIDADES INDIVIDUALES

1) Sea un nadador competente: Tener habilidades en natación le permitirá manejarse con soltura en situaciones que requieran interactuar en aguas movidas u oleaje.

2) SIEMPRE LLEVE EL CHALECO SALVAVIDAS COLOCADO

3) Aprenda técnicas de navegación en kayak: Técnicas y habilidades se obtienen realizando cursos y/o prácticas. Para el palista ocasional, la navegación en aguas abiertas no es una práctica común.

4) No navegue en solitario si lo puede evitar: Navegar en solitario incrementa los riesgos. Reduce en gran medida los márgenes de error. Si no está en condiciones de realizar su Auto-Rescate, salga a remar con compañeros que puedan asistirlo.

5) PRACTIQUE Y CONOZCA LA MANIOBRA DE AUTO RESCATE: Es conveniente que dentro del equipo de seguridad incluya un flotador de pala de buena calidad.

6) Realice un “plan de navegación”: Informe a familiares y/o amigos de la ruta a recorrer en sus travesías y si las varía AVISE. Informe también al momento de finalizar el viaje su desembarco seguro.

7) Asegure un equipamiento individual apropiado: Antes de salir a navegar, asegúrese de que sus elementos de supervivencia y de seguridad están completos. Si divide equipamiento, no sólo asegure su lista de equipo; sino que constate personalmente la de su compañero. Los elementos de seguridad son PERSONALES e INDIVIDUALES, así como los de supervivencia básica (hidratación, bolsa de vivac, botiquín…)

8) Ingrese en la actividad del kayak paso a paso: No “queme” etapas. Vaya planificando su práctica en kayak de manera que incorpore realmente conocimientos que le permitan “subir” el nivel de exigencia. De nada sirve comenzar con travesías exigentes si no domina los aspectos básicos de la disciplina.

9) Conozca sus limitaciones físicas y psíquicas: El clima o los acontecimientos nos pueden jugar pasadas inesperadas. La travesía más simple con un cambio climático puede convertirse en una exigente navegación. Esté seguro de sus capacidades físicas y de su habilidad y preparación psíquica para reaccionar efectivamente bajo gran tensión o riesgo.

10) PRACTIQUE, PRACTIQUE, PRACTIQUE: Existen varias escuelas de kayakismo donde instructores especializados podrán guiarlo en su aprendizaje o agregar bagaje de conocimientos si ya es un palista iniciado. No desestime jamás la práctica, nunca se sabe cuando deberá rendir lo máximo de usted.

KAYAKS AUTOVACIABLES

Son kayaks generalmente utilizados en la pesca, actividades de esparcimiento o por palistas ocasionales. No poseen un cockpit cerrado. El palista va sentado sobre cubierta o bien dentro de un espacio similar a un cockpit, pero siempre abierto. La gran mayoría poseen imbornales para asegurar un desagote del agua que pueda ingresar al mismo. Son unidades estancas, y de poseer tambuchos con tapa siempre debe asegurarse la mayor estanqueidad posible. La maniobra de autorescate es más simple que en kayaks cerrados o “sit in”, pero no implica que se desentienda de ella. Debe tener la práctica necesaria para poder reingresar a su kayak autovaciable sin asistencia de terceros.

También recuerde que en su mayoría se encuentran equipados para pesca, por lo cual incide en la maniobra de reingreso la cantidad de equipo que Ud. porte en el.

Recuerde que si va a adquirir un kayak autovaciable para pesca, el mismo deberá proporcionarle una cuota de equilibrio y estabilidad que lo haga sentir seguro aún realizando maniobras bruscas.

Pruebe la mayor cantidad de botes antes de elegir el destinado a pesca o recreación, o consulte a personas con experiencia en el tema. Le ahorrará tiempo y aumentará su seguridad al adquirir un kayak que cubra sus expectativas.

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD

En gran parte, cuando esté navegando en su kayak durante una travesía junto con otros remeros o en solitario; sus primeras líneas defensivas frente a acontecimientos inesperados o fortuitos son el conocimiento, la práctica, el desarrollo de técnicas, habilidades propias y el equipo de seguridad que porte en su kayak.

Por ejemplo, la maniobra de auto-rescate si no utiliza un flotador de pala de buena calidad; puede tornarse muy dificultosa o a veces impracticable de acuerdo al tipo de kayak que esté utilizando.

Un buen chaleco salvavidas, cuchillo en el chaleco y uno de repuesto, cabo de rescate, línea de vida, bengalas, avisadores fumígenos, flotadores de pala, pitas de seguridad para el remo y/o para el palista, radio VHF, sirena de niebla, luz estroboscópica, linterna estanca, espejo de señales, silbato, teléfono celular, botiquín de primer auxilios, etc. son artículos que debería portar sino en todas sus navegaciones; en la mayoría para mantener un relativo margen de seguridad y poder auto-asistirse o asistir a otros.

Una manta aluminizada, bolsa de vivac, fósforos encerados o encendedor en bolsa estanca, alimento e hidratación extra, una muda de ropa seca y repelente de insectos de acuerdo al lugar donde pueda hacer tierra son extras que lo beneficiarán.

No olvide consultar la legislación vigente emitida por Prefectura Naval Argentina en cuanto a los requerimientos y limitaciones en equipamiento y navegación que poseen las embarcaciones a remo, en las cuales se encuentran incluídos los kayaks.

NAVEGACION EN CANALES O LUGARES CON ALTO TRANSITO DE EMBARCACIONES

1) Practique “Canotaje Defensivo”: Para un kayaker, “canotaje defensivo” significa prevenir a través de sus acciones posibles colisiones, abordajes o inconvenientes producidos por otros a su alrededor o por cambios de condiciones en la navegación.

“Canotaje defensivo” implica también las simples maniobras que podemos realizar para que nuestra navegación no interfiera la derrotas de otras que comparten la misma vía.

Podemos sumar a nuestras precauciones tratar de mantenernos alejados de canales donde circulen grandes buques y navegar cerca de la costa, lo que permitirá un desembarco rápido ante cualquier eventualidad.

2) Vea a los demás y asegúrese que lo vean: Utilice chalecos salvavidas de colores vivos, agregue a su kayak cintas reflectantes, en condiciones de baja visibilidad agregue una luz blanca potente. Cargue entre su equipo una sirena naútica y un silbato y en condiciones de niebla utilícelos para denotar su posición cada dos minutos. Trate de navegar en una formación lo más compacta posible.

3) Mantenga una distancia segura de otras embarcaciones: En un canal recuerde que su kayak no tiene preferencia, por lo cual ajuste su velocidad y prevenga posibilidades de abordaje en el caso de tener que cruzar un canal con tránsito de buques o embarcaciones deportivas.

4) Entrando a puerto, ROJO a la derecha: Nuestros canales están señalizados con boyas rojas y verdes. Ingresando desde aguas abiertas (Ej./ viniendo del Río de la Plata y debiendo ingresar en el Río Luján) las boyas ROJAS deben quedar a estribor y las verdes a babor. Si encontramos esta disposición de boyado, significa que estamos navegando DENTRO DE UN CANAL; por lo cual deberíamos inmediatamente salir del mismo por la banda que tengamos más cercana o que nos brinde mayor seguridad en la maniobra. Si me retiro a estribor, la boya roja pasará a quedar a mi izquierda; si me retiro a babor, la boya verde pasará a quedar a mi derecha.

5) Conozca, estudie y respete las normas de navegación: nuestro kayak es una embarcación, por lo cual debemos conocer las normas relacionadas al tránsito de buques, boyados, canales preferidos y cualquier otro tópico para manejarnos con seguridad y respeto hacia otros navegantes.

EQUIPAMIENTO KAYAK DE TRAVESIA

KAYAK_DE_TRAVESIA_EQUIPAMIENTO_desde_folleto_de_seguridad

En la fotografía tenemos un típico kayak de travesía y a continuación listaremos los elementos y equipo necesario ya sea para una salida de una noche o para un viaje de largo aliento. Usted seleccione de acuerdo a su nivel y exigencia.

Mantenga “limpia” de equipo la cubierta: La mayor parte del equipo debe ir estibado en bodega. Si portamos equipo en cubierta presentamos mayor perfil a los vientos laterales y nos puede complicar la maniobra de autorescate.

Salidas de corta duración: Flotador de pala (si no domina el Eskimo Roll), cuchillo, barras de cereal o similares, agua, bengalas…

Sobre cubierta y con bolsa estanca (opcional): Binoculares, Radio VHF, protector solar, gorra, gorra con abrigo, anotador a prueba de agua y lapicera, más barras de cereal o alimentos energéticos y teléfono celular con protector estanco.

En bodega delantera: Alimentos si se va a hacer una travesía de más de un día, calzado, muda de ropa seca completa en bolsa estanca.

Frente al cockpit: compás de navegación, GPS a prueba de agua y/o cartas naúticas a prueba de agua.

Cockpit: esponja, botella de agua para hidratarnos.

En tambucho pequeño “a mano” o en cubierta detrás del cockpit y en bolsa estanca: bengalas, elementos de supervivencia, botella de agua, lámpara de cabeza o linterna estanca, botiquín de primeros auxilios, bolsa de rescate o cabo de remolque, binoculares, radio VHF, protector solar, gorra, barras energéticas.

En cubierta trasera: cabo de rescate firme al kayak, bomba de achique, pala de repuesto desmontable, flotador de pala.

Bodega trasera: agua ( 3 a 4 litros diarios ), kit de cocina, kit de reparación del kayak, carpa personal, bolsa de dormir, calentador y combustible.

COMPONENTES DEL KAYAK

Línea de vida: nos permite tomarnos del kayak con mayor facilidad cuando estemos en el agua y nos ayudará a realizar la maniobra de auto-rescate con eficiencia.

Timón: lo utilizamos para dar o mantener la dirección del kayak en condiciones que sin el nos obligarían a realizar maniobras extras para llevar un rumbo recto. También en condiciones de navegación más complejas nos permitirá realizar o encarar giros con mayor facilidad. El kayak tiene la particularidad de “apuntar” su proa al viento y el timón nos asiste a disminuir este efecto. Algunos kayaks son equipados de fábrica con pequeñas orzas que plegadas quedan dentro de la línea del casco o cuando el palista desde el cockpit las despliega cumplen la misma función.